Desde que nuestra empresa comenzó a trabajar en 1930, siempre ha tenido una meta en su pensamiento: ofrecer la máxima calidad en los productos que fabricamos a nuestros clientes.
Hoy en el 2015 la tercera generación de la familia, continuamos trabajando para conseguir este objetivo, pero no es fácil , para ello seguimos materializando nuestro espíritu creador y de servicio, haciendo frente a nuevos desafíos impuestos básicamente por las características de un mercado altamente dinámico, competitivo e incierto. Debemos viajar por todo el mundo en busca de los mejores troncos, conseguir la última tecnología para fabricar el mejor producto y rodearnos de un buen equipo humano. Todos estos factores nos permiten ser uno de los lideres del mercado de chapas de madera de Europa.

Estamos especializados en gruesos especiales.



No cabe duda de que está en presencia de unos grandes profesionales de la chapa de madera.